Cubafacile -  Il Forum di Cuba e della sua gente
Facebook
Twitter
Gplus
RSS

IL LUOGO DOVE SI PARLA DI CUBA E LA SUA GENTE
 

El pedraplen a Cayo Juan Claro y Puerto Carupano



 
Nuovo argomento   Rispondi    Cubafacile - Il Forum di Cuba e della sua gente -> Las Tunas
Precedente :: Successivo  
Autore Messaggio
cocoloco



Registrato: 30/09/06 03:26
Messaggi: 86034

MessaggioInviato: Mar 7 Giu 2011 - 10:37     Oggetto: El pedraplen a Cayo Juan Claro y Puerto Carupano Rispondi citando

El pedraplén tunero está en Puerto Padre




"Puerto Padre tiene muchas cosas que no las tiene La Habana...", dice un my escuchado tema musical, pues los convido a conocer una de ellas...

Es cierto que el impecable desarrollo tur√≠stico que invade a la Cuba de finales de siglo ha provisto a nuestros alrededores de modernas y confortables construcciones. Los pedraplenes, por ejemplo, se han encargado de unir tierras firmes con peque√Īas islas que d√≠a a d√≠a se convierten en verdaderos para√≠sos. Claro que no existe humano alguno que deje de admirarse al contemplar c√≥mo la profundidad marina le cede el lugar a la firmeza de las piedras, al sudor y a la inteligencia de los hombres.
Solo que mucho antes de que los pedraplenes se proliferaran por diferentes latitudes de nuestro gran caim√°n, por orden de Menocal y gracias a la aprobaci√≥n del gobierno de turno, quedaba concluido el que enlazaba de una vez y para siempre al poblado de Delicias con el cayo Juan Claro. Seg√ļn la historia, fue uno de los primeros que se construyeron en el pa√≠s y ten√≠a como objetivo crear un subpuerto con lo cual la compa√Ī√≠a evadiera impuestos y pagara menos al fisco nacional por el concepto de embarcar el az√ļcar producida en los dos centrales de la zona. A partir de entonces el muelle de Cascarero, que nunca hab√≠a resultado ideal para tales menesteres, dejaba de emplearse. Inicialmente la obra de un poco m√°s de un kilom√©tro de largo y sobre bajos fondos solo logr√≥ el ancho indispensable para una v√≠a ferrea y un sendero en el lateral derecho. En el 60 se convoc√≥ a una labor de pueblo que permiti√≥ rellenar y ampliar la obra. Hoy por hoy, el pedrapl√©n que conduce a cayo Juan Claro nos reserva la posibilidad no solo de tener un desenvolvimiento altamente respetado en la naci√≥n, sino de alimentar el orgullo de que es este el √ļnico que existe en Las Tunas y de que lleg√≥ un pu√Īado de d√©cadas antes de que se multiplicaran por nuestra geograf√≠a.
_________________
IL PIACERE DI INFORMARE, DI INFORMARSI, DI CONDIVIDERE
CUBAFACILE.COM


L'ultima modifica di cocoloco il Dom 4 Ott 2015 - 11:29 , modificato 3 volte
Inizio Pagina
Profilo Invia messaggio privato MSN
mosquito



Registrato: 07/02/07 02:29
Messaggi: 2776
Residenza: bollo.gnese

MessaggioInviato: Mar 7 Giu 2011 - 21:56     Oggetto: Rispondi citando

quedaba concluido el que enlazaba de una vez y para siempre al poblado de Delicias con el cayo Juan Claro. Seg√ļn la historia, fue uno de los primeros que se construyeron en el pa√≠s y ten√≠a como objetivo crear un subpuerto con lo cual la compa√Ī√≠a evadiera impuestos y pagara menos al fisco nacional por el concepto de embarcar el az√ļcar producida en los dos centrales de la zona.

cayo Juan Claro? Shocked
..e ndo esta'? Question

mapa por favor.. Rolling Eyes
_________________
new kubaforum:

http://www.aserequebola.net/
Inizio Pagina
Profilo Invia messaggio privato
cocoloco



Registrato: 30/09/06 03:26
Messaggi: 86034

MessaggioInviato: Mer 8 Giu 2011 - 0:33     Oggetto: Rispondi citando

PEDRAPLEN DELICIAS-CAYO JUAN CLARO



El pedrapl√©n Delicias-Cayo Juan Claro, con una longitud de 1 600 metros en la bah√≠a de Puerto Padre, fue el primer pedrapl√©n ejecutado en Cuba. La primera etapa de construcci√≥n data de 1910, ejecutada con la finalidad de unir con una l√≠nea f√©rrea la isla de Cuba con el cayo Juan Claro (hoy Car√ļpano) para viabilizar la exportaci√≥n de los az√ļcares fabricados por los ingenios Delicias y Chaparra (en la actualidad Antonio Guiteras y Jes√ļs Men√©ndez) a un puerto que permitiera el atraque de barcos de gran calado.
En la segunda etapa, en 1960, se ejecut√≥ una carretera de 6,5 metros de ancho aleda√Īa a la v√≠a f√©rrea. Esta ampliaci√≥n se hizo con el concurso voluntario de cientos de pobladores del cayo y trabajadores del central Guiteras.
En la primera etapa, los materiales estructurales empleados (piedras de diferentes lugares del municipio Puerto Padre) se transportaron en tren. Para colocar a mano estas piedras sobre trípodes de madera dura enclavados sobre el terreno lodoso, el tren entraba de retroceso. Por encima de la base pétrea lograda se colocaron las líneas férreas.
En la segunda etapa se utilizaron los mismos materiales estructurales, pero transportados también en camiones, carretones, parihuelas y cuantos medios dispusieran los habitantes del cayo Juan Claro.
Su dise√Īo no ha afectado la ecolog√≠a del lugar.
_________________
IL PIACERE DI INFORMARE, DI INFORMARSI, DI CONDIVIDERE
CUBAFACILE.COM
Inizio Pagina
Profilo Invia messaggio privato MSN
mosquito



Registrato: 07/02/07 02:29
Messaggi: 2776
Residenza: bollo.gnese

MessaggioInviato: Mer 8 Giu 2011 - 0:42     Oggetto: Rispondi citando

El pedrapl√©n Delicias-Cayo Juan Claro, con una longitud de 1 600 metros en la bah√≠a de Puerto Padre, fue el primer pedrapl√©n ejecutado en Cuba. La primera etapa de construcci√≥n data de 1910, ejecutada con la finalidad de unir con una l√≠nea f√©rrea la isla de Cuba con el cayo Juan Claro (hoy Car√ļpano)




beh..despues aver percorso quello ben piu' largo che conduce a cayo s.maria.. Confused
me parece un pelino deludente.. Embarassed



ma sto cayo J.Claro? Shocked
ci sta qualche playta decente por alli'? Question
_________________
new kubaforum:

http://www.aserequebola.net/
Inizio Pagina
Profilo Invia messaggio privato
cocoloco



Registrato: 30/09/06 03:26
Messaggi: 86034

MessaggioInviato: Mer 8 Giu 2011 - 15:07     Oggetto: Rispondi citando




ecco una mappa dove si capisce meglio dove si trova questo pedraplén che collega Delicias a cosidetto Cayo Juan Claro... che proprio cayo non é Cool

In quel "cayo" si trovano tutte le pi√ļ belle, conosciute e frequentate spiagge tunere: La boca, la Llanita, la Herradura, Punta Tomate,... OK

Un terrapl√©n sarebbe molto pi√ļ utile tra El Socucho e La Boca, in modo da raggiungere direttamente in auto quelle spiagge senza dover fare il giro della baia. Quasi una mezz'ora di strada in pi√ļ

Altrimenti tocca ingrassare il "capitano" del barchino con un paio di CUCuzze x la traversata andata e ritorno dopo aver parcheggiato l'auto in zona Socucho


http://mkshipping.dk/port/puerto-carupano-las-tunas/
_________________
IL PIACERE DI INFORMARE, DI INFORMARSI, DI CONDIVIDERE
CUBAFACILE.COM


L'ultima modifica di cocoloco il Mer 1 Giu 2016 - 11:06 , modificato 1 volta
Inizio Pagina
Profilo Invia messaggio privato MSN
cocoloco



Registrato: 30/09/06 03:26
Messaggi: 86034

MessaggioInviato: Mar 23 Set 2014 - 11:30     Oggetto: Rispondi citando

Una peque√Īa √≠nsula tunera ostenta el orgullo de acoger en su litoral el primer pedrapl√©n construido en Cuba



CAYO JUAN CLARO, Puerto Padre.‚ÄĒ En los lejanos tiempos en que las aguas adyacentes a Cuba estaban infestadas de piratas, uno de aquellos aventureros de pata de palo, argolla y parche sobre un ojo levant√≥ campamento en un islote cercano a este municipio. Durante varios a√Īos, √©l y sus forajidos fueron los √ļnicos habitantes del paraje. El filibustero, a todas luces de origen espa√Īol, ten√≠a por nombre Juan Claro. As√≠ que, a falta de otro mejor, la gente de la l√≠nea costera dio en llamar Cayo Juan Claro al inh√≥spito segmento de tierra.
Se ignora hasta cu√°ndo permaneci√≥ all√≠ el bucanero, al acecho quiz√° de alg√ļn desprevenido gale√≥n repleto de oro y plata con destino a la Madre Patria. S√≠ est√° probado que a inicios del siglo XX, Mario Garc√≠a Menocal, un ingeniero graduado en la Universidad de Cornell y fichado por una empresa norteamericana en calidad de administrador, descubri√≥ en el isle√Īo litoral las condiciones ideales para construir un puerto por donde exportar la producci√≥n azucarera de los nov√≠simos centrales Chaparra y Delicias hacia la gran naci√≥n del norte. Menocal, por cierto, era mayor general del Ej√©rcito Libertador y lleg√≥ a ser presidente de la Rep√ļblica.
La primera urgencia consistió en establecer alguna conexión entre la costa y el cayo. Para eso pensaron en una vía férrea. Pusieron manos a la obra en una franja de casi dos kilómetros de longitud, en un sector poco profundo de la bahía de Puerto Padre. Luego de rellenarla, se empotraron horcones de madera en su lecho y los aseguraron con tablones en forma de crucetas y con un recubrimiento de piedras. Finalmente, sobre la estructura se tendieron los rieles.
Seg√ļn rese√Īan los anales de la √©poca, los trabajadores empleados en las faenas proced√≠an de Cascarero, zona costera pr√≥xima al Cayo Juan Claro y, hasta entonces, puerto por donde se embarcaba el az√ļcar de los citados ingenios. Sus familias devinieron fundadoras de la comunidad y las primeras en dinamizar su entorno en medio de los resoplidos de las locomotoras de vapor y de los pitazos de los barcos que ped√≠an autorizaci√≥n para arrimar sus costillares al muelle.
Cayero de pura cepa
Jos√© Luis P√©rez tiene 83 a√Īos de edad, todos vividos en Cayo Juan Claro. Conoce al dedillo la historia de su terru√Īo, y su mirada denota agrado cuando explica a varios j√≥venes el contenido de unas viejas fotograf√≠as exhibidas en un mural. Su palabra es como un paseo por las etapas de una comarca isle√Īa en cuya evoluci√≥n √©l ha puesto su granito de arena.
¬ęAqu√≠ la mayor√≠a de los barcos que atracaban antes de 1959 eran norteamericanos. En los a√Īos 40, durante la Segunda Guerra Mundial, algunos ven√≠an hasta con ca√Īones emplazados en la popa, para defenderse en caso de alg√ļn ataque alem√°n. Cuando sus marineros bajaban a tierra, siempre formaban l√≠os y hac√≠an lo que les daba la gana sin que las autoridades de la localidad hicieran nada por impedirlo¬Ľ, recuerda.
¬ęTan pronto llegaban, comenzaban a hacer de las suyas en el pueblo. Se emborrachaban, se met√≠an con las mujeres, entraban sin permiso en las casas, compraban y se negaban a pagar, disparaban al aire‚Ķ Y todo con una impunidad absoluta. El que tocara a uno de aquellos energ√ļmenos, iba directo para el calabozo. F√≠jese qu√© tremenda injusticia, °encerrar a alguien por defender sus derechos! Eran cosas del pasado¬Ľ.
Jos√© Luis rese√Īa lo que ocurr√≠a otrora en el puerto y en los almacenes donde se amontonaban los sacos de az√ļcar.
¬ęYo fui lo que se llamaba por entonces un "caballo". Era denigrante, pero hab√≠a que aceptarlo para no morirse de hambre. El caballo le trabajaba al due√Īo de una plaza para que este, cuando cobrara su salario, y sin haber doblado el lomo en los muelles, le diera unos pocos pesos. En los almacenes ocurr√≠a igual con las carretillas. Lo hac√≠amos gratis para que nos tuvieran en cuenta para trabajar cuando arribara alg√ļn barco mercante¬Ľ, recuerda.
¬ęLa compa√Ī√≠a americana nos explotaba y enga√Īaba como si fu√©ramos esclavos. Me viene a la mente lo ocurrido a un gallego estibador de nuestro grupo. El hombre estaba casi derrengado por el peso de aquellos sacos enormes donde se envasaba el az√ļcar. Una tarde casi se cae con uno encima. Dijo: "Qu√© va, este saco pesa m√°s de 325 libras". Lo llev√≥ hasta una b√°scula y totaliz√≥ 407. Dimos la t√°ngana con el sindicato y la compa√Ī√≠a tuvo que pagarnos sobrepeso¬Ľ.
Indignaciones de una época
Nacido y criado en Cayo Juan Claro hace 76 a√Īos, M√°ximo Ramos recuerda la etapa capitalista como la m√°s dif√≠cil de todas.
¬ęAqu√≠, pr√°cticamente, no ten√≠amos vida. Todo se volv√≠a trabajar, trabajar y trabajar‚Ķ cuando encontr√°bamos alg√ļn empleo. Las humillaciones que sufr√≠amos de parte de los marineros de las goletas norteamericanas todav√≠a me encienden de rabia. Llegaban al pueblo y tiraban algunas monedas al suelo para que los ni√Īos nos faj√°ramos por cogerlas. Para ellos era una gracia. Al vernos revueltos en el polvo, los muy sinvergŁenzas se re√≠an a carcajadas¬Ľ, asegura.
¬ęCuando alguien, en medio de los aprietos actuales, me dice que aqu√≠ antes se viv√≠a mejor, le pongo un ejemplo. Le digo: "A ver, ¬Ņt√ļ te acuerdas de la carnicer√≠a del pueblo? ¬ŅS√≠? Bueno, entonces te acordar√°s tambi√©n que cuando no ten√≠amos dinero para comprar carne, y la de los ganchos amenazaba con pasarse de tiempo, el carnicero la met√≠a dentro de un hueco, la regaba con gasolina y le prend√≠a candela para no tenerla que regalar. ¬ŅSe te olvid√≥ eso?" Y lo dejo sin palabras¬Ľ.
M√°ximo conserva intacto en su recuerdo aquella ma√Īana en que el primer barco procedente de la Uni√≥n Sovi√©tica atrac√≥ en el muelle. Seg√ļn √©l, a algunos militantes del Partido Socialista Popular en la zona se les ocurri√≥ hacerle un recibimiento a la tripulaci√≥n y compartir un rato con sus miembros. No llegaron a hacerlo, porque, al enterarse, desde el puesto de la Marina de Guerra llamaron a la Guardia Rural y hubo que suspender el agasajo para una mejor oportunidad.
¬ęCon nosotros trabajaban espa√Īoles, holandeses, jamaicanos, ingleses, haitianos, barbadenses‚Ķ A casi todos los trajo la compa√Ī√≠a americana como mano de obra barata. Viv√≠an en cuarter√≠as, se cocinaban sus caldos y dorm√≠an en hamacas de saco. En los a√Īos 40 deportaron a casi la mitad. Se dec√≠a que ya eran demasiados. No fue solo aqu√≠, sino en toda Cuba¬Ľ.
Primer pedraplén cubano
La construcci√≥n del pedrapl√©n que corre paralelo a la v√≠a f√©rrea alimenta a√ļn la autoestima de los habitantes de Cayo Juan Claro. La v√≠a tiene 5,5 metros de ancho y 1 600 de largo. Estudios de la Academia de Ciencias avalan que su curso no afecta el ecosistema de la zona. Por su connotaci√≥n, esta obra figura en la lista de las siete maravillas de la ingenier√≠a civil tunera de todos los tiempos.
¬ęFue la mayor haza√Īa realizada por nuestra gente ‚ÄĒasegura V√≠ctor Ramos P√©rez, un septuagenario tambi√©n nativo de esta diminuta √≠nsula puertopadrense. Sucedi√≥ en 1960, ya con la Revoluci√≥n en el poder, y moviliz√≥ durante un buen tiempo a casi todos los vecinos, incluyendo mujeres y ni√Īos.
¬ęToda la piedra utilizada en el pedrapl√©n la acopi√≥ la poblaci√≥n a mano, encima de varias g√≥ndolas ca√Īeras tiradas por una locomotora de vapor. Õbamos hasta los lugares donde abundaba ese material y carg√°bamos todo lo que pod√≠an nuestras fuerzas. Cualquier d√≠a era bueno para la tarea. Pero los domingos la movilizaci√≥n era masiva. El premio fue nuestro pedrapl√©n, el pionero de su tipo en Cuba. Por primera vez pudieron llegar veh√≠culos automotores a la comarca¬Ľ.
Vitico ‚ÄĒantiguo jefe de operaciones en el puerto‚ÄĒ cuenta que no fue el √ļnico momento trascendental de Cayo Juan Claro. El 20 de enero de 1978, el Comandante en Jefe Fidel Castro inaugur√≥ en el islote la terminal de az√ļcar a granel de Puerto Car√ļpano, una de las m√°s eficientes del pa√≠s, llamada as√≠ en honor a una rada venezolana del mismo nombre, donde el 4 de mayo de 1962 se produjo una rebeli√≥n militar contra el Gobierno del presidente R√≥mulo Betancourt. En lengua ind√≠gena, car√ļpano significa ¬ętierra que tiene casa¬Ľ.
Por nosotros mismos
Hoy Cayo Juan Claro transita con paso seguro al socaire del proyecto comunitario Por nosotros mismos, un movimiento generador de transformaciones tanto de infraestructura como de mentalidad. Al calor de su influjo, sus habitantes han impulsado tareas ligadas al mejoramiento socioecon√≥mico. Ah√≠ est√°n para probarlo los m√°s de 2 000 metros c√ļbicos de escombros movidos, la rehabilitaci√≥n de viviendas, las inversiones el√©ctricas, las instalaciones recuperadas‚Ķ
En sus predios instaló su puesto de mando un presidente de Consejo Popular pletórico de entusiasmo: Ernesto Mulet.
¬ęEl puerto y la pesca son nuestras principales actividades econ√≥micas. Pero trabajamos en numerosos frentes. Aqu√≠ tenemos escuela primaria, instalaciones deportivas, c√≠rculo sociocultural, consultorio m√©dico, campamento de pioneros, √°reas recreativas, destacamento Mirando al mar y hasta escritores y poetas aficionados que se inspiran en su terru√Īo. A la gente solo hay que motivarla¬Ľ, afirma.
S√≠, Cayo Juan Claro ha cambiado mucho. Ya ning√ļn marino borracho mancilla la dignidad de su gente. Ni el puerto es un antro de injusticia y explotaci√≥n. Ni la Guardia Rural coacciona el derecho a recibir a un colega de oficio. Ni nadie les lanza monedas a los ni√Īos para verlos pelear‚Ķ
Ahora les toca a los cayeros preservar lo conseguido con sus iniciativas y sus ardores. Y convertir cada conquista en un acicate para lograr la próxima. Y, sobre todo, convertir el trabajo comunitario en una conducta, en un estilo de vida.
_________________
IL PIACERE DI INFORMARE, DI INFORMARSI, DI CONDIVIDERE
CUBAFACILE.COM
Inizio Pagina
Profilo Invia messaggio privato MSN
cocoloco



Registrato: 30/09/06 03:26
Messaggi: 86034

MessaggioInviato: Mer 1 Ott 2014 - 17:20     Oggetto: Rispondi citando


_________________
IL PIACERE DI INFORMARE, DI INFORMARSI, DI CONDIVIDERE
CUBAFACILE.COM
Inizio Pagina
Profilo Invia messaggio privato MSN
cocoloco



Registrato: 30/09/06 03:26
Messaggi: 86034

MessaggioInviato: Dom 4 Ott 2015 - 11:22     Oggetto: Rispondi citando




_________________
IL PIACERE DI INFORMARE, DI INFORMARSI, DI CONDIVIDERE
CUBAFACILE.COM
Inizio Pagina
Profilo Invia messaggio privato MSN
Mostra prima i messaggi di:   
Nuovo argomento   Rispondi    Cubafacile - Il Forum di Cuba e della sua gente -> Las Tunas Tutti i fusi orari sono GMT + 2 ore
Pagina 1 di 1

 
Vai a:  
Non puoi inserire nuovi argomenti
Non puoi rispondere a nessun argomento
Non puoi modificare i tuoi messaggi
Non puoi cancellare i tuoi messaggi
Non puoi votare nei sondaggi